Controlar la glucosa reduce un 60% el riesgo de desarrollar un tumor

Según un estudio de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, publicado en la revista científica «Diabetes Care», un buen control de la glucosa es importante para reducir el riesgo de cáncer en la obesidad y la diabetes de tipo 2. El citado informe concluye que la pérdida de peso duradera, como tal, parece ofrecer protección contra el cáncer, pero con un buen control de la glucosa el número de casos de cáncer también se reduce radicalmente.

La investigación utilizó datos del ensayo de intervención «SOS» (Swedish Obese Subjects), dirigido y coordinado desde la Universidad de Gotemburgo, así como datos de otras fuentes, como el Registro Sueco de Cáncer.

En concreto, los investigadores estudiaron a un grupo de 393 personas con diabetes tipo 2 que se sometieron a cirugía bariátrica, y las compararon con un grupo de control de 308 personas con las mismas características clínicas; es decir, que tenían obesidad severa y diabetes tipo 2, pero no se habían sometido a cirugía bariátrica. En otros aspectos, como la composición por sexos, la glucemia y el tabaquismo, los dos grupos eran comparables.

«Lo que vemos es que, entre los pacientes con diabetes tipo 2, muchos casos de cáncer son prevenibles. Estos resultados son una importante contribución que mejora nuestra comprensión de la conexión entre el control de la glucosa y la prevención del cáncer», afirma Kajsa Sjöholm, profesora asociada de Medicina Molecular en la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo y primera autora del estudio.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email