España recupera su actividad de trasplante y crece un 8% en el último año

El Programa de Donación y Trasplantes se recupera en 2021 del impacto de la COVID-19, una pandemia que ha puesto en jaque a todas las áreas de nuestra sociedad, pero que también ha permitido mostrar la robustez de España en el ámbito de la donación y el trasplante. Así se desprende del balance de actividad de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) presentado la pasada semana en rueda de prensa por la ministra de sanidad, Carolina Darias, quien ha estado acompañada por la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil.

A pesar de las dificultades generadas por cada una de las olas de la pandemia, a lo largo del pasado año se realizaron en nuestro país 4.781 trasplantes de órganos, lo que corresponde a una tasa de 101 por millón de población (p.m.p.). Este número de trasplantes fue posible gracias a las 1.905 personas que donaron sus órganos tras fallecer, lo que sitúa la tasa de donación en 40,2 donantes p.m.p., y a las 324 personas que donaron un riñón (323) o parte de su hígado (1) en vida. Aunque las tasas no alcanzan los niveles récord registrados en España en 2019, estos datos reflejan una recuperación del 8% en trasplante y del 7% en donación de órganos en comparación con 2020.

Pese a que el efecto de la pandemia continúa, la tasa de donación alcanzada en España, de 40,2 p.m.p. supera con creces la reportada por el resto de países del mundo en 2020 al Observatorio Global de Donación y Trasplante,
que gestiona la ONT como Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud. De este modo, en 2020 Alemania registró 10,9 donantes p.m.p., Australia 18,2, Canadá 19,5, Estados Unidos 38,0, Francia 23,2, Italia 21,5,
Reino Unido 18,4 y la Unión Europea en su conjunto 18,4.

Según datos de la ONT, en 2021 se realizaron 2.950 trasplantes renales, 1.078 hepáticos, 362 pulmonares, 302 cardíacos, 82 de páncreas y 7 intestinales. La actividad de trasplante renal de donante vivo ha crecido este año un 25%, con un total de 323 procedimientos, una actividad muy similar a la de 2019, antes de que nos golpeara la COVID-19.

La ministra Darias ha destacado “el esfuerzo ímprobo de los profesionales que participan en este programa y la coordinación de la ONT con el apoyo de las Comunidades Autónomas para que podamos calificar el año 2021 como el de la recuperación en materia de donación y trasplantes. Sin olvidar en ningún momento la enorme generosidad de la sociedad española. Lo que demuestra que España no solo ha refrendado su liderazgo mundial, sino que también ha mostrado su capacidad de afrontar las adversidades, con el único objetivo de procurar a nuestros pacientes la mejor terapia posible”.

Un ejemplo de adaptación
Posteriormente, la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil ha remarcado que “los buenos datos de actividad registrados en 2021 a pesar de la pandemia también han sido posibles gracias a la adopción de medidas
específicas acordadas por la ONT y las Comunidades Autónomas en colaboración con las sociedades científicas”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email