Pautas para la implementación de la innovación digital en los servicios sanitarios y sociales

NuffieldTrust publica un informe que da a conocer el programa desarrollado por el sistema de salud británico -NHS- junto con organizaciones y proveedores comerciales de tecnologías digitales dirigido a explorar fórmulas eficaces para la implementación, adopción y difusión de innovaciones digitales en los servicios sanitarios y sociales.

Es de destacar, señala el estudio, el importante esfuerzo innovador realizado en los últimos años, en los ámbitos sanitario y social, especialmente notorio, durante la pandemia de COVID-19, para cuya gestión se realizó una rápida adopción de tecnología digital aplicada a los servicios de salud y sociosanitarios.

Sin embargo, a menudo el potencial transformador de estas innovaciones no causa el impacto esperado en la prestación sanitaria y en la asistencia social, y como resultado, sus potenciales beneficios no llegan a los/as usuarios/as de estos servicios ni al personal encargado de su prestación.

Según señalan los autores del informe, esto se puede explicar a que, con frecuencia las aplicaciones tecnológicas y digitales son implementadas de manera estándar como una solución única lista para su uso, obviando la complejidad y diversidad de contextos y desafíos que enfrentan los sistemas de atención social y sanitaria.

Dicho de otro modo, la introducción de innovaciones tecnológicas en el espacio de atención sociosanitaria requiere una implementación transformadora, atenta a las particularidades y las necesidades de cada sistema en cada momento.

Sin embargo, la evidencia sobre cómo abordar una implementación eficaz de las innovaciones tecnológicas en el entorno sanitario y sociosanitario son escasas.

Como consecuencia, muchas de las innovaciones desarrolladas no son integradas en la práctica asistencial de manera óptima o, son adoptadas de manera poco exitosa. Por este motivo, el informe que se presenta a continuación busca identificar la fórmula para sacar provecho a los beneficios de las innovaciones tecnológicas a fin de garantizar una implementación exitosa, y por extensión, una mejor atención a las personas usuarias y al personal sanitario y sociosanitario.

La pandemia de COVID-19 ha impulsado la introducción de nuevas aplicaciones tecnológicas en la prestación sanitaria y social, lo que ha contribuido a reforzar ‘la importancia de innovar bien, de tener una transformación transformadora a largo plazo’ para obtener los resultados esperados en la atención sanitaria y social.

Así, el programa desarrollado por el NHS ha evaluado la implementación de diferentes proyectos tecnológicos y ha identificado diez lecciones claves para la adopción y difusión de las innovaciones digitales en los servicios de salud y servicios sociales. Entre estas medidas se enumeran las siguientes:

 

  1. Interacción con las personas usuarias. El informe destaca la importancia de dedicar ‘tiempo y recursos suficientes’ para la interacción con el usuario final del servicio.

 

  1. Co-diseño y co-producción. Asimismo, se señala la necesidad de co-diseñar o coproducir con los/as usuarios/as finales la tecnología definida, de cara a incrementar la adhesión en la fase de implementación.

 

  1. Visión holística. Otra de las lecciones definidas en el informe hace referencia a la identificación de la necesidad y su impacto en el sistema, en vez de identificar la necesidad de una tecnología.

 

  1. Estudio de elementos facilitadores y barreras. Se trata de explorar y tomar en consideración los elementos facilitadores y las barreras que pueden influir en la aceptación de una innovación por parte de las personas usuarias.

 

  1. Gobernanza de la información. Es importante no condicionar el desarrollo de una innovación por los requisitos de gobernanza de la información.

 

  1. Estrategias adaptativas. Se promueve la adaptación continúa de la innovación a fin de ajustar las necesidades identificadas y garantizar su implementación.

 

  1. Formación y capacitación. Se requiere incorporar formación y capacitación adecuadas a los/as profesionales que utilizan la tecnología.

 

  1. Análisis y evaluación. Tal y como se recoge en el estudio ‘Integrar la innovación es solo la mitad del viaje’, se requiere realizar un seguimiento y una recopilación continua de datos así como su análisis y evaluación.

 

  1. Recursos, alcance y gestión. Un de las lecciones del informe hace referencia explícita a la necesidad de disponer de recursos suficientes, así como apoyos para la gestión de proyectos que faciliten el despliegue de la innovación.

 

  1. Implementación acorde al contexto. Se trata de observar las variaciones entre los diferentes contextos en los que se aplicará una tecnología y de adaptar la implementación en consecuencia.

Finalmente, el informe señala que estas medidas se orientan a promover la implementación exitosa de las innovaciones aplicadas a la atención de personas; no obstante, indican que, no son fórmulas universales aplicables a toda innovación, sino que deberán adecuarse al fin concreto para el que se crearon y al contexto en el que se desarrollarán.

Si desea ampliar esta información, puede acceder al informe integro a través del siguiente link.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email